Adelante Jerez asegura que la intención de desmantelar la Educación pública en Andalucía por parte del Gobierno del PP y Ciudadanos es más que una evidencia.

En Jerez, el Gobierno andaluz de las tres derechas suprime 31 líneas de diferentes colegios públicos que afectará directamente a la calidad de la enseñanza que recibirán los niños y las niñas jerezanas.

Que la educación debe ser pública, digna y de calidad es algo que el actual gobierno andaluz, formado por las tres derechas de PP, Ciudadanos y Vox, no tiene intención de mantener en nuestra comunidad. Queda así reflejado en la publicación del BOJA del pasado 23 de agosto. Y es que, lejos de estudiar mejoras y la bajada de la ratio en los colegios públicos, serán eliminadas un total de 411 líneas de Educación en Andalucía. Dichos recortes en los centros públicos no son si no un clarísimo ejemplo del desmantelamiento de la Enseñanza Pública que desde la Consejería de Educación están ejecutando y que perjudicará directamente en la calidad de la enseñanza que recibirán los escolares.

En lo que concierne a nuestra ciudad, desde Adelante Jerez se denuncia la supresión de 31 unidades de enseñanza en diferentes centros escolares. En Segundo Ciclo de Infantil se han suprimido 8 líneas: en el CEIP Andrés de Ribera, Federico García Lorca, Las Granjas, Manuel de Falla, La Unión, La Florida de Majarromaque, Nueva Jarilla y Elio Antonio de Nebrija. En
Educación Primaria se han eliminado 23: en el CEIP Tomasa Pinilla, Guadaluz, Federico Mayo, San Vicente de Paúl, Miguel de Cervantes, San José Obrero, Nuestra Señora de La Paz, Sagrada Familia, El Retiro, Vallesequillo, Luis Vives, Membrillar, Pío XII, Las Granjas, Tartessos, Ciudad de Jerez, Poeta Carlos Álvarez (2), La Alcazaba, Montealegre (2), La Barca de la Florida y La Ina.

La formación de izquierdas, Adelante Jerez, considera que es intolerable que la Educación sea tratada por el actual Gobierno andaluz como una de las áreas de la Junta con la que mercantilizar en detrimento de lo público con el objetivo de favorecer a los centros privados y concertados. Y es que resulta cuanto menos extraño que las líneas que han sido suprimidas en Jerez, como en tantas otras ciudades andaluzas, se correspondan exclusivamente con colegios públicos. Cabe recordar, además, que la educación concertada tiene un carácter subsidiario con respecto a la pública por lo que no se entiende que si, realmente, sobran unidades sean suprimidas de la pública y no de la concertada. Es por este motivo que las justificaciones del descenso de la natalidad que han defendido para explicar dichos recortes caigan en saco roto y no sean más que simples excusas, que lo que evidencian es la intención de debilitar al máximo la Educación como servicio público.

Por otra parte, la coalición izquierdas formada por Izquierda Unida, Podemos, Izquierda Andalucista y Primavera Andaluza celebra cautelosamente que desde el PSOE hayan alzado la voz contra estas políticas de recortes en Educación del actual Gobierno andaluz en defensa de la escuela pública, aunque es curioso ver cómo la tónica general del PSOE sigue siendo cambiar el argumento según en qué parte del Parlamento estén sentados, ya que la supresión de líneas educativas en los colegios públicos andaluces en favor de los centros concertados no han empezado con PP, Ciudadanos y Vox, si no mucho antes, cuando era el PSOE quien gobernaba.