Comunicado de Prensa

El Ayuntamiento de Jerez lleva alrededor de 72 horas con el sistema informático municipal bloqueado a causa de un ciberataque, en modo de virus informático, que ha puesto en jaque el patrimonio digital de los ciudadanos y de las ciudadanas. Adelante Jerez cree que se trata de un asunto de extrema gravedad y espera que se restablezca la normalidad lo antes posible.

En este sentido, Adelante considera que la prioridad ahora es restablecer los servicios y poner de nuestra parte para que esta situación no se dilate en el tiempo con el fin de que el Ayuntamiento vuelva a funcionar adecuadamente. Y cuando todo pase será el momento de ver las causas que han llevado al Ayuntamiento a tal problemática y que mecanismos y protocolos debemos poner en marcha para evitar futuros ataques .

A juicio de Ángel Cardiel, Coportavoz del Grupo Municipal Adelante, “es un ataque y un secuestro del patrimonio digital de los vecinos y de las vecinas que está impidiendo realizar la actividad burocrática y administrativa con normalidad. Todos debemos confiar plenamente en la plantilla y apoyarles en su tarea de restauración de los servicios que está ahora mismo poniendo todo de su parte para que este problema se solucione lo antes posible”. No obstante, continúa Cardiel “tenemos que hacer una lectura para el futuro y desde Adelante Jerez se apuesta por soluciones de código libre robustas, fiables y solventes como GNU/Linux al menos en entornos de servidor para que sean menos permeables a estos ataques, de los que ninguna corporación o empresa están completamente exentas”.

Adelante Jerez apuesta, por tanto, por soluciones de software libre que mitiguen este tipo de ataques y que aporten la mayor consistencia posible de la información y en el que, además, seamos soberanos de nuestro patrimonio digital. El Coportavoz del Grupo Municipal de Adelante asegura que “es importante defender la soberanía del propio patrimonio digital porque algunas corporaciones e instituciones públicas están empezando a plantear la licitación en concursos públicos para que se externalicen estos servicios de la Administración Pública a grandes multinacionales tecnológicas que ponen en peligro la privacidad de los datos. Porque han demostrado tener fuga de datos, puertas traseras y grandes problemas de privacidad”.